Artículos

3º ESO El Islam

Mahoma había nacido en la Meca en el 570 d. C. y después de vivir como comer­ciante, cambió radicalmente su vida gracias a una visión de Dios en la que le habló el ángel San Gabriel para revelarle que sería el profeta de Dios y las verdades que poste­riormente fueron escritas en el Corán.

 

La primera predicación de Mahoma la realizó en la Meca contra el politeísmo (muchos dioses) de la ciudad. De hecho, en la ciudad, existía un santuario -la Kaaba- que contenía numerosos dioses con sus estatuas correspondientes junto a la piedra negra. Mahoma tuvo que huir de la ciudad -acontecimiento que se recuerda con el nombre de héjira (salida), y que marca el inicio de la era musulmana- y trasladarse a Yatrib. Aquí convirtió a sus habitantes a la fe de un solo Dios, Alá, y logró la unión de todos ellos en una comunidad (Umma), al modelo de las existentes entre judíos y cris­tianos que él había tenido ocasión de conocer en sus viajes. La ciudad cambió su nom­bre por el de Medina, que significa «la ciudad del profeta».

En el 630 d. C. regresó a la Meca, la conquistó e hizo destruir todos los ídolos de la Kaaba dejando únicamente la piedra negra donde según la tradición Abraham, en su viaje a Canaán, ató su camello mientras bebía agua en el pozo de zemzem. Abraham es considerado padre de los musulmanes ya que éstos son descendientes de Ismael, hijo que tuvo Abraham con la esclava Agar.

El elemento y pilar fundamental del Islam es la fe en el Dios único, cuyo nombre es Alá, y al cual todos los hombres han de someterse. No en vano la palabra Islam signifi­ca «sumisión a Dios».

Las verdades y la revelación que Dios hizo a Mahoma están recogidas en el Corán. El segundo pilar es la oración, que ha de realizarse cinco veces al día. A la señal del Imán, los musulmanes se dirigen a orar. La oración no es necesario hacerla en la mez­quita diariamente, excepto los viernes que es el día festivo. Otra obligación es la limos­na que, junto al ayuno en mes de ramadán y la peregrinación a la Meca, constituyen los preceptos más importantes del Islam.

En el Islam encontramos dos grupos principales: los sunitas y los chiitas. Los pri­meros son los herederos espirituales de Mahoma -los califas-. Son la mayoría y fue­ron los que vivieron en España durante 800 años. Los chiitas, principalmente en Irán y Yemen, mantienen que Mahoma nombró como sucesor suyo a su primo y yerno Alí.