Artículos

4º ESO Un cambio de valores

El trabajo ya no constituye ese espacio de expresión y realización personal, donde el individuo puede desarrollarse y promocionarse profesionalmente; sino que ha pasado a ser algo meramente instrumental, un elemento más del engranaje capitalista, es decir, un medio para conseguir los recursos necesarios con el fin de seguir participando en la sociedad y en el consumo. El trabajador es visto y tratado como mero consumidor.

No hace falta pensar mucho para darse cuenta de que, paralelamente, cambian también los valores y los fines que persigue el individuo y la entera sociedad; pues bajo este modelo se da absoluta preferencia a lo material, a lo productivo, arrinconando todo aquello que no resulta económicamente rentable ni práctico: se valora más el tener que el ser. Por eso la persona deja de ser un fin en sí misma y se convierte en medio u obje­to; y, así, influye más en el desarrollo y realización personal lo material que lo espiritual.